RIO GALLEGOS - CABO VIRGENES

 EL CALAFATE

 

 

 

MAPA GALLEGOS - VIRGENES - CALAFATE.jpg (98475 bytes)

MAPA DEL SUR DE LA PROVINCIA DE SANTA CRUZ

 

A la mañana siguiente recorrimos la ciudad, desenganchamos el trailer dejándolo a buen resguardo y partimos rumbo sudeste para pisar esa  “puntita del mapa” que representa el extremo más austral del territorio continental argentino, donde se unen el Atlántico y el Estrecho de Magallanes. Es la zona de Cabo Vírgenes donde resultan imperdibles las visitas al Faro de la Armada Argentina, el monumento que recuerda a la antigua ciudad “Nombre de Jesús” y la Pingüinera.

 

 

FARO DE CABO VIRGENES

 

En ésta última, esa tarde estábamos el guardaparque, tres turistas italianos con el guía de la Estancia “Monte Dinero”, nosotros y cientos o miles de pingüinos magallánicos.

Son esos momentos que uno nunca olvida, donde se siente libre y disfruta del sonido del viento, el azul del mar y el graznido de los pingüinos. ¿ El sonido que emiten los pingüinos se llama graznido ?.

 

Pareja de Pingüinos Magallánicos Pichones de Pingüinos (por su pelaje todavía sin ir al mar)

 

 

Ahí los chicos pudieron ver como se materializa en el terreno la línea demarcatoria entre los Estados, en este caso a través de hitos y de un alambrado doble. Son dos alambrados de más o menos un metro de altura separados entre sí una distancia de un metro.

 

Alambrado doble que demarca el límite. Al fondo el Faro de Punta Dungeness (CHI)

 

Siguiendo el recorrido del límite, se llega al Faro de Punta Dungeness (CHI).

Sobre el Estrecho pueden verse numerosas plataformas marítimas que extraen petróleo.

 

Cuando volvíamos desde el Cabo, decidimos entrar a visitar la Estancia “Monte Dinero” que habíamos visto en una emisión del programa “En el Camino”, en la cual se había implementado la modalidad de arriar el ganado ovino con motos de cross y que además brindaba, con reserva previa, servicios turísticos.

 

Si bien no teníamos reserva, con la habitual hospitalidad típica del interior de nuestro país y viendo que se trataba de un grupo familiar,  nos permitieron entrar. Eran más o menos las 17 hs y aunque disponíamos de poco tiempo, cuando nos ofrecieron tomar un té con tortas, masas y alfajores, respondimos “Siiiii”, al unísono.

Mientras nos contaban la historia de la Estancia y veíamos objetos y fotos antiguas de la familia, los chicos reconocieron a los turistas italianos que habíamos visto en la pingüinera. Aprovechando que alguna vez aprendí algo de la lengua del Dante,  enseguida empezamos a conversar.

Para nuestra sorpresa, uno de los italianos era aficionado a la magia y ahí nomás, nuestros hijos fueron el afortunado público de unos cuantos trucos.

Lamentando lo rápido que pasa el tiempo cuando uno disfruta momentos lindos, emprendimos el regreso a Río Gallegos.

Antes de partir para “El Calafate, visitamos Punta Loyola, lugar que no nos gustó.

 

El asfalto de la RP 5 en el tramo RN 3 - El Calafate estaba en muy mal estado pero los aproximadamente 300 km se hicieron bastante rápido. Nos detuvimos en Esperanza (140 km), para ver cuánto había cambiado desde el año 1985 en que pasamos por ahí en micro como parte del tour del ACA. En ese entonces, el camino era de ripio, Esperanza era parada obligada y solamente se veía la estación de servicio, el Juzgado de Paz, no recuerdo si estaba el destacamento policial y prácticamente nada más.

Ahora hay estación de servicio, policía, hotel, restaurante y campamentos de Vialidad ya que estaban asfaltando la ruta que sale hacia Torres del Paine (CH).

 

Respecto al estado del pavimento en el tramo citado, estimo estará reparado ya que en el 2002 se estaba trabajando sobre la ruta.

 

Llegamos a El Calafate, al cual lo notamos demasiado cambiado desde 1985. Mucho más grande, extendido y con construcciones que no le agregaban belleza al lugar, sino todo lo contrario. Ni hablar de los altos precios, que muchos comerciantes atribuían a los costos del transporte. Me comentaban que la cosa iba a cambiar cuando tuvieran el aeropuerto. Volví en años posteriores y con aeropuerto inaugurado los precios siguieron igualmente altos.

 

 

Atrás ] Principal ] Arriba ] Siguiente ]